tercera-edad-rush-hour
JUGANDO

Jugar no tiene edad

Este confinamiento nos ha traído muchísimos aprendizajes. Y hay uno que nos ha emocionado tanto que necesitábamos compartirlo contigo.

Hemos repetido hasta la saciedad que los niños y las niñas estaban siendo grandes maestros durante estas semanas. Pero hoy no vamos a hablarte de ellos. Hoy vamos a hablarte de los abuelos.

Esos abuelos que hace dos meses igual se liaban para mandarte un audio de WhatsApp y que ahora son expertos en videollamadas en grupo.

Esos abuelos que llevan dos meses sin poder abrazar a sus nietos, pero que les han leído decenas de cuentos a través de una pantalla.

Esos abuelos que nos han cuidado cuando éramos pequeñas y que han cuidado a nuestros hijos cada vez que lo hemos necesitado.

Y ahora, de repente, llevan dos meses en casa, sin ese contacto físico que da la vida y que tan importante es para ellos.



¿Y sabes qué han hecho muchos de esos abuelos?

Jugar.

Volver a ser niños. Recordar así el tiempo que pasaban jugando con sus nietos y que están deseando volver a pasar.

Y nuestro corazón se encogía un poco con cada pedido que incluía un puzzle, un juego de mesa, un juego de lógica.

Porque eso es lo que han estado haciendo estas semanas. Jugar.


tercera-edad-puzzle

Nuestros padres, por ejemplo, están enganchadísimos a este puzzle de mil piezas. Mil. Que se dice pronto. Mira qué puzzle. A mí me parece imposible. Pero ellos ahí siguen, todos los días, avanzando poco a poco.

No ha sido el único puzzle que se han hecho un estos días. Con este en 3D de la Torre Eiffel les han puesto los dientes largos a los nietos, que están deseando ir con ellos para volver a hacerlo juntos.


Puzzle en 3D de la Torre Eiffel. Está puesto en una mesa, al lado de un cuenco y de un jarrón con flores. El puzzle se ilumina.

No te haces a la idea de la cantidad de pedidos que hemos recibido de personas mayores, ya jubiladas, y que se han encontrado, de la noche a la mañana, con un montón de tiempo libre en su propia casa.

Y una vez más, nos han sorprendido. Su capacidad de adaptación ha sido también una lección de vida estas semanas.


tercera-edad-iq

Nos han consultado por juegos de lógica que pudieran utilizar ellos ahora y que después puedan utilizar sus nietos.

Nos han pedido juegos de mesa para jugar ahora entre dos y dentro de poco entre varios.

Nos han pedido muchísimos puzzles y materiales de manualidades.

Y juegos de psicomotricidad fina para ejercitar esas manos que nos han sostenido tantas veces.

Sabíamos que nuestros juguetes no tenían edad, pero comprobarlo así nos ha emocionado mucho.


tercera-edad-rush-hour

Así que gracias por cada consulta. Por preocuparos de qué juegos podríais utilizar vosotros ahora para después utilizar dentro de nada con vuestros nietos.

Gracias por cuidaros. Sabéis que para cuidar, primero hay que cuidarse a uno mismo.

Y gracias por cuidarnos. A nosotras y a nuestros hijos.

Tenéis un trocito del corazón de Alupé para siempre💛

Ya queda menos! Mucho ánimo!

Artículos Relacionados

4 comentarios en “Jugar no tiene edad

  1. María José Ventura Pérez dice:

    Precioso! Gracias por vuestra labor y ánimo 😘

    1. Alupé dice:

      Gracias a vosotras siempre 🙂

  2. Alicia dice:

    Qué emoción me ha entrado, de verdad, recordando a mi madre, que ahora vive sola, y que hace los puzzles de sus nietos para ejercitar su mente.
    Un abrazo enorme 🙂

    1. Alupé dice:

      Gracias Alicia. Un abrazo enorme para ti y tu madre. Espero que dentro de nada estéis haciendo juntas esos puzzles 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Juntos, la aventura de ser padres es más fácil

ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ

Compartiremos experiencias cada semana

Tus datos personales serán tratados por Alupé S.C. y se utilizarán para enviarte la newsletter, procesar las consultas, y otros propósitos descritos en nuestra Política de privacidad. En todo momento tendrás derecho a consultarnos qué datos tuyos tenemos, a rectificarlos, o a pedirnos que los eliminemos en info@alupe.es.