tendedero
CRECIENDO

Cómo crear un ambiente preparado en 5 pasos

Estamos a las puertas del invierno. Una época de empezar a recogerse después de vivir tan hacia fuera estos meses de luz. Es tiempo de volver a pasar tiempo en casa.

Esa casa que igual durante el confinamiento descubriste que se te caía encima. Que era ideal para dormir y pasar ratitos sueltos, pero no para que tu familia viviese largas temporadas en armonía.

Hoy te vamos a ayudar a crear un lugar en el que tú y tu familia os sintáis felices y seguros. Un hogar accesible para los niños y las niñas, que crezca con ellos.

Vamos a ayudarte a que vuestra casa sea un espacio sencillo, acogedor, con objetos naturales y bonitos. Y en tan solo 5 pasos.

¿Empezamos?

 

habitación de juegos

 

Primero de todo te animo a que hagas un experimento muy sencillo en tu casa: pasea a gatas por ella. Ponte a la altura de tu hijo y date cuenta de que no llegas a coger agua, de lo difícil que es lavarte las manos en el lavabo o de lo que te cuesta subir al sofá o a la cama.

Después de ese paseo, puedes ir anotando, habitación por habitación, qué podrías mejorar para que todos en tu familia, peques y mayores, estéis cómodos.

 

La primera escuela de un niño es su hogar.

 

Aquí van nuestros consejos estrella:

 

  • Pocos juguetes y a su altura.

 

Insistimos en lo de pocos juguetes. Muchas veces pensamos que cuantos más juguetes tengan, más se entretendrán pero no es así. Es mejor tener pocos a la vista e irlos rotando que tener un montón fuera.

Recuerda: menos es más.

Para ponerlos a su altura puedes instalar baldas o despejar algún mueble bajo y dedicárselo a ellos.

 

  • Rincón de lectura.

ambiente preparado rincón de lectura

 

Libros en cualquier parte y a su altura. Que cada vez que tengan ganas, cojan un libro y te lo lleven para pasar un rato de conexión.

En esto no hace falta una gran inversión: una colchoneta o unos cojines en el suelo para que estén cómodos y listo.

Elegid un lugar tranquilo de la casa. Leer, al final, es un rato de calma, y montar el rincón de lectura al lado de la televisión, por ejemplo, no va a ser una gran idea.

 

  • Espacio adaptado en cada habitación.

ambiente preparado cocina

 

Convierte cada habitación de tu casa en un espacio en el que tu hijo o tu hija pueda desenvolverse de manera autónoma.

Algunas ideas:

  • Taburetes para que alcance el lavabo, se suba al sofá, alcance algún sitio alto
  • Para la cocina siempre recomendamos una torre de aprendizaje para que te ayude a cocinar
  • Un cuchillo de autonomía para que preparéis la comida juntos o se prepare su merienda
  • Ganchos a una altura bajita para que cuelgue su abrigo, su toalla en el baño, sus utensilios de limpieza,…
  • Agua con un vasito a su altura
  • Una mesa bajita para que pueda dibujar, jugar, hacer experimentos, utilizar material Montessori…

La clave es convertir tu hogar en un espacio que todos disfrutéis y que todos, pequeños y mayores, sintáis como vuestro.

 

  • Ofréceles movimiento.

ambiente preparado movimiento

 

Durante el confinamiento igual te diste cuenta de que tu casa no estaba preparada para satisfacer las necesidades de movimiento de tu hijo.

Y es que los niños y las niñas son energía y necesitan moverse como respirar.

Te contamos qué nos funciona en casa para sacar toda esa energía:

  • Saltar en la cama
  • Utilizar los cojines del sofá para montar circuitos por la casa
  • Los columpios, que se pueden colocar tanto en interior como en exterior
  • La tabla curva
  • El triángulo Pikler
  • Bailar. La música y los bailes locos siempre son una buena opción

 

  • Naturaleza en casa.

ambiente cinco pasos naturaleza

 

Los niños y las niñas vuelven a su centro en la naturaleza. Lo he visto con mis hijos: días que se despiertan con el pie izquierdo, que nos cuesta conectar,… Vamos a la naturaleza y volvemos a nuestro centro. Cuando pasamos días sin pisar la naturaleza, lo notamos mucho y para mal.

Así que si tienes un balcón o un jardín, sácale chispas. Si vives en un piso pequeñito, mete un trozo de naturaleza dentro.

¿Cómo?

Poniendo algunas plantas y que sean los peques de la casa los que se encarguen de ellas. O preparando un pequeño huerto. Y haciendo acopio de materiales naturales: piedras, palos, piñas, conchas,… para utilizarlos como juego desestructurado.

 

ambiente preparado naturaleza

 

Para terminar, dos últimos consejos:

Olvida todas esas fotos de habitaciones blancas, ordenadas, impolutas y perfectas que ves por las redes sociales. Tu realidad puede ser otra y está bien. Y tu casa puede ser acogedora aunque vayas pisando piezas de Lego cada vez que andas.

Y, muy importante: no hace falta que inviertas mucho dinero en materiales. Adaptar la casa a personas que miden un metro es más fácil de lo que parece.

Es tan sencillo como que tu familia y tú estéis a gusto en vuestro hogar.

¿Te animas a poner en marcha estos cambios?

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Juntos, la aventura de ser padres es más fácil

ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ

Compartiremos experiencias cada semana

Tus datos personales serán tratados por Alupé S.C. y se utilizarán para enviarte la newsletter, procesar las consultas, y otros propósitos descritos en nuestra Política de privacidad. En todo momento tendrás derecho a consultarnos qué datos tuyos tenemos, a rectificarlos, o a pedirnos que los eliminemos en info@alupe.es.