columpio de madera
JUGANDO

Los columpios son mucho más que un juego

Los juegos de movimiento son un elemento imprescindible para el desarrollo psicomotriz

 

A los niños les encanta moverse. Una obviedad. ¿no? Si tienes hijos, no te estoy descubriendo nada. Entonces, ¿por qué no dejarles hacer lo que más les gusta? Los juegos de movimiento siempre son un éxito y, a la vez, una valiosa herramienta para su desarrollo.

Un columpio, una escalera para trepar, un trapecio… Los niños ven en ellos retos y aventuras. Tú, un instrumento para que descubran su cuerpo y sus límites.

La verdad es que para aprender a utilizar bien nuestro cuerpo necesitamos mucha práctica. Por eso es tan importante el movimiento en los niños. Cuanto más se estimule y ejercite el cuerpo, mayor seguridad, destreza y agilidad irán desarrollando.

 

columpio de madera

 

No es casualidad que los colegios tengan salas de psicomotricidad desde bien pequeños.

¿Qué ocurre? Que a los niños les sabe a poco ese rato entre colchonetas. Quieren más y no siempre es fácil tener a mano un columpio, sobre todo en invierno.

Sería estupendo poder realizar todos los ejercicios que tanto les gustan en casa, ¿verdad?

Hace poco hablábamos de cómo jugar con arena y agua en casa, a pesar del mal tiempo, y hoy te proponemos hacer lo mismo con juegos de movimiento.

 

columpio de madera

 

Un columpio con anillas o uno de plato, una escalera colgante… Fue el regalo que dejaron los Reyes Magos en nuestra casa y le están sacando chispas.

Más allá de lo divertido que resulta encaramarse a balancines y columpios, colgarse de escaleras o ponerse boca abajo en una cuerda, estos juegos ayudan al niño a fortalecer sus músculos y articulaciones. Y a entrenar sus movimientos.

Sólo así mejoran su control corporal y consiguen hacer exactamente lo que quieren. Movimientos precisos.

Y no solo lo nota su cuerpo. Su mente aprenderá a dominar el espacio.

En estos juegos el niño sube, baja, trepa, coge, suelta, se desliza, entra, sale… Todas estas experiencias le ayudan a controlar el espacio y las distancias, algo que en el futuro le facilitará la comprensión de conceptos matemáticos.

 

columpio de madera

 

Y la autoestima también se ve reforzada.

Se dará cuenta de todo lo que es capaz de hacer por sí mismo y seguirá intentando cosas nuevas. Esa es siempre la clave del aprendizaje.

A medida que vaya adquiriendo nuevas habilidades, es muy probable que quiera demostrarte todo lo que sabe hacer. Respeta su ritmo y acompáñalo.

Podrás descubrir qué le asusta, ayudarle a canalizar su frustración cuando algo no le salga del todo bien y motivarlo para que siga intentándolo hasta conseguir su meta.

 

columpio de madera

 

Y observa. Los niños utilizan su cuerpo para expresarse. Cuando aún no saben identificar muy bien sus emociones, ni cómo contarte lo que sienten, manifiestan todo eso que les pasa por dentro a través de sus movimientos.

Por supuesto, vigila su seguridad.

Nosotras tenemos la suerte de poder fijar al techo este tipo de elementos de juego. Si tú también puedes hacerlo, te recomendamos al 100% introducir un columpio o una escalera en los ratos de juego de tus hijos. Por lo que aprenderán y por lo que disfrutaréis juntos.

¿Te animas?

2 comentarios en “Los columpios son mucho más que un juego

  1. XANDRA dice:

    Me parece genial la idea…una forma de aprender a canalizar muy divertida 😉

    1. Alupé dice:

      Hola Xandra, Nos alegra que te haya gustado. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.