Alfabeto reversible mayúscula y minúscula (con ñ)

(1 valoración de cliente)

59,90

Hay existencias

Aprender a escribir y leer es el mayor reto al que se enfrenta un niño en su infancia.

Es complejo y debemos tener paciencia, pero también podemos ayudarles a comprender cómo se forman las palabras que, hasta el momento, sólo eran sonidos.

Y vamos a hacerlo mientras jugamos con este tablero de grafomotricidad, que nos permite ir reconociendo las letras de manera sensorial.

Contiene mayúsculas en un lado de la tabla y en minúsculas (letra ligada) en la cara posterior. Con ella, también se podrá practicar la motricidad fina a partir de la experiencia sensorial del tacto (o sea, ¡jugando!) y con el lápiz de madera.

Incluye: 1 tablero reversible y un lápiz de madera

¿Por qué te lo ofrecemos?

 

  • Facilita el aprendizaje de la lectoescritura.
  • Desarrolla la capacidad de concentración.
  • Mejora la expresión oral.
  • Trabaja la motricidad fina.

*Si lo prefieres, puedes elegir este mismo alfabeto en catalán.

SKU: 123 /7F2 Categoría: Etiquetas: , , , , ,
Información adicional
Peso 0.750 kg
Dimensiones 49 × 29 cm
Edad

,

Valoraciones (1)

1 valoración en Alfabeto reversible mayúscula y minúscula (con ñ)

  1. Lorena

    Muy bonitos pero la calidad es pésima. Compramos el abecedario y la tabla de números pensando que la madera sería de mejor calidad, tienen nudos con agujeros y masilla… En menos de una semana ya tienen ralladas del uso y sin querer mi hijo pintó con un lápiz el abecedario y la mancha no se va. No volvería a comprarlos…

    • Alupé

      Hola Lorena,

      El distribuidor nos traslada ésta información:

      Todas nuestras tablas de grafomotricidad son de madera maciza de Pino, y el pino en sí, contiene nudos, diferentes tonalidades y dependiendo de la forma, incluso agujeritos. Siempre pedimos a nuestros proveedores que estos queden en la parte interior de las maderas o en las no visibles (cosa prácticamente imposible).

      A bien de ser sostenibles tanto con nuestros materiales como con la fabricación, las maderas que tengan este tipo de nudos, se reparan con masillas naturales (hechas de los mismos sobrantes del corte) para que puedan tener una vida útil totalmente normal y larga. Si quisiéramos unas maderas totalmente lisas, libres de cualquier nudo o variedad de color, deberíamos irnos a las melaminas o “falsas maderas” rechapadas, perdiendo en sí todo el encanto de un producto hecho con materias naturales, sin tratamientos químicos ni barnices.

      Por otro lado y por el mismo motivo anteriormente descrito de no tratar nuestras maderas, quisiéramos añadir que sí, que con el paso del tiempo cambian de color y que si se pinta en ellas, quedará huella. A veces incluso pensamos que es lo más bonito, el poder ver el paso del tiempo y el avance en el aprendizaje en el mismo producto, señal que ha sido usado y a cumplido su misión 🙂

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCaptcha y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.