Cajas de permanencia Montessori
CRECIENDO

¿Qué tienen las cajas de permanencia para ser el material Montessori estrella para bebés?

Puede que a ti te resulte obvio, pero lo que descubrirá tu bebé con las cajas de permanencia es un hito en su desarrollo

 

Ya sabes que nos gusta hacerte reflexionar. O al menos, intentar que te pongas en el lugar de tu hijo para que veas la vida desde su punto de vista y entiendas cómo aprende.

Porque cuando crecemos, damos por hechas muchas cosas. Y no deberíamos.

Creo que le llaman “maldición del conocimiento”. Nosotros sabemos cosas y nos resultan tan obvias que ni siquiera nos planteamos lo importante que es para nuestro hijo descubrirlas.

Es lo que sucede con las cajas de permanencia y todo el aprendizaje que encierran.

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Pero empecemos por el principio, porque a lo mejor ni siquiera has oído hablar antes de este material.

Una caja de permanencia es algo tan sencillo como un recipiente opaco, con algún orificio por el que en niño  pueda meter un objeto.

Puede tener un cajón que se abre y se cierra, o un segundo orificio por el que pueda salir el objeto, o incluso puede ser una hucha.

¿Sencillo verdad? Incluso podría parecer aburrido.

 

¿Simplemente consiste en meter un objeto en una caja?

Sí, pero no. Es tan sencillo como que el niño meta una bola en la caja y tan complejo como entender que la pelota está dentro aunque no la pueda ver.

Y cuando tu hijo sea consciente de algo tan importante como que las cosas no desaparecen por el mero hecho de que no las veamos, será un antes y un después en su desarrollo.

Déjame ponerte un ejemplo para que entiendas hasta qué punto es un descubrimiento clave para todos los bebés:

Si tu pequeño va a la guardería, le cuesta separarse de ti y llora cuando te tienes que marchar, es en gran parte porque aún no sabe que vas a volver a por él. ¿Lo habías pensado?

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Lo pasamos por alto, pero los bebés sólo entienden lo que ven aquí y ahora. Lo demás no existe para ellos.

Así que, al verte marchar, piensan que desapareces para siempre. No tienen conciencia de que sigues estando en otro lugar aunque no puedan verte y que, unas horas después, volverás.

¿Ves lo importante que es para ellos comprender que las cosas existen aunque no puedan verlas?

 

A este hallazgo se le llama “permanencia de los objetos”.

Te animo a que hagas la prueba con tu bebé y veas su reacción. Puedes hacerlo sobre los 8 meses:

Deja que meta el objeto en la caja y, cuando ya no lo pueda ver y deduzca que ha desaparecido, abre el cajón. ¡Ahí sigue!

Es algo similar a lo que sucede cuando jugamos con un bebé a escondernos detrás de una manta. Nos tapamos y no estamos. Retiramos la manta y volvemos a aparecer. Y el bebé se troncha de risa.

¿Te habías preguntado alguna vez por que les resulta tan divertido ese juego tan simple?

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Lo bueno de las cajas de permanencia es que el niño, además, entrena otras habilidades. Por ejemplo, la coordinación entre su ojo y su mano.

Si el orificio de la caja es grande, le costará menos esfuerzo. Si la caja es una hucha, tendrá que atinar mucho más. Sea como sea, estará ganando coordinación y habilidad manual.

 

Y otro ejercicio importante que solemos pasar por alto: el aflojamiento voluntario.

 

Algo tan simple como dejar un objeto en un lugar concreto. Justo en el que él quiere.

Crecemos y damos por hecho todo esto, ¿verdad? Y sin embargo, para ellos son enormes descubrimientos que hacen por si mismos y con los que van superando etapas de su desarrollo.

Y no sólo eso. Imagínate la inyección de autoestima que supone para un bebé darse cuenta de que puede hacer cosas solo. Dejar la pelota dentro de la caja, abrir el cajón y recuperarla…

 

Cajas de permanencia Montessori

 

Ponte en su piel. Eso es tan satisfactorio para él que mañana seguirá intentando hacer cosas nuevas y ese es el auténtico secreto para poner su desarrollo a pleno rendimiento.

Por cierto, no quiero terminar sin mencionar algo que puede parecer casi imposible:

 

La concentración de un bebé.

Ya sabemos lo complicado que es que un niño de meses se mantenga atento a una actividad durante varios minutos. Pues las cajas de permanencia, con su ejercicio de repetición, puede que consigan que veas a tu bebé atento al juego durante más tiempo que nunca.

Y eso también es un entrenamiento importante, ¿cierto?

Hay muchos tipos de cajas de permanencia y son una buena herramienta de juego y aprendizaje entre los 7-8 meses y los 2-3 años.

Pero ahora dinos:

¿Te habías planteado alguna vez todo lo que encierra este material Montessori?

¡Compártelo!

4 comentarios en “¿Qué tienen las cajas de permanencia para ser el material Montessori estrella para bebés?

  1. Maite dice:

    ¿Dónde puedo comprarla? No la encuentro en vuestra página.

    1. Alupé dice:

      Hola Maite,

      Perdona por contestar tan tarde. Si pinchas en los enlaces del texto te lleva directamente al producto.
      Te dejo enlace de todas maneras. https://www.alupe.es/?s=caja+de+permanencia&post_type=

      Un saludo

  2. Irene dice:

    Buenas tardes,

    Yo tampoc podem ser como elegir el producto y saber su precio.

    Gracias

    1. Alupé dice:

      Ahora mismo está agotadas.

      Puedes apuntar tu email en este enlace para que te avisemos cuando vuelvan a llegar.

      https://www.alupe.es/?s=caja+de+permanencia&post_type=product

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Juntos, la aventura de ser padres es más fácil

ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ

Compartiremos experiencias cada semana

Tus datos personales serán tratados por Alupé S.C. y se utilizarán para enviarte la newsletter, procesar las consultas, y otros propósitos descritos en nuestra Política de privacidad. En todo momento tendrás derecho a consultarnos qué datos tuyos tenemos, a rectificarlos, o a pedirnos que los eliminemos en info@alupe.es.