CRECIENDO, JUGANDO

No regales juguetes sexistas

¿De verdad es necesario hablar de juguetes sexistas en pleno siglo XXI?

La respuesta es sí, es necesario que levantemos la voz y que hablemos de ello.

Y lo será mientras lo primero que te pregunten a la hora de comprar un juguete siga siendo:

«¿El regalo es para un niño o para una niña?».

Hoy queremos sembrar el sentido crítico, la reflexión y el diálogo. Sobre todo, porque lo que buscamos como madres o padres es que nuestros peques convivan como iguales y crezcan como personas empáticas y con valores humanistas.

 

Regala valores para toda la vida

Paleta de sombras de ojos ecológica de namaki

¿Le regalarías sombras de ojos a un chico? Hacerte este tipo de preguntas te ayudará a ir derribando barreras.

Hacer un regalo a un peque tiene un doble impacto cargado de valor:

  • su cara de ilusión al recibirlo y
  • las alas que desplegará gracias al juego.

Porque jugar es la manera natural mediante la cuál los niños y niñas comienzan a comprender el mundo y encuentran su lugar en él.

Por tanto, las decisiones de compra que hacemos influyen en su autopercepción y desarrollo futuro. Muéstrale de lo que es capaz y no le limites por viejos estereotipos.

Un mundo en rosa o azul

En nuestro pequeño universo —llamado Alupé esta idea del rosa para las niñas y el azul para los niños está desterrado desde hace ya 10 años.

Sin embargo, la influencia del marketing, el fomento del consumismo y el negocio detrás de las grandes superficies siguen apostando por esta división.

Aunque los juguetes sexistas y llenos de estereotipos también se identifican por el lenguaje:

  • Que limita a las niñas y las convierte en sujetos pasivos.
  • Que fomentan la agresividad y la negación de las emociones en ellos.
  • Que generan espacios separados y diferentes ritmos.

El juego tiene mucho que ver en cómo socializamos desde la niñez. Pero también tiene un impacto directo en cómo nos desarrollamos en la etapa adulta.

Es más puede que tú mismo hayas dicho en alguna ocasión:

«Esto es de niños» o «esto es de niñas»

Es algo que muchas veces se nos escapa, porque lo tenemos interiorizado. Lo has escuchado en tantas ocasiones  durante tu infancia que a veces sale solo.

Además, desaprender es un proceso y con esta guía queremos acompañarte para hacer elecciones más respetuosas.

Consejos para regalar juguetes libres de estereotipos sexistas

juego de limpieza con cubo, pulverizador, esponja y plumero

Iniciarles en las labores de la casa e hacerles partícipes, por igual a niños y niñas, mediante el juego de imitación también es educar en igualdad.

Qué no sea lo típico, no significa que esté mal.

A pesar de lo que diga tu tío, las barbaridades que te haya tocado escuchar en las comida de Navidad, o en el parque…

Sabemos lo que cuesta, pero trata de quitarte el peso de esa mirada externa, que no sea la tuya.

Porque lo que importa son los valores de respeto e igualdad que tú le transmitas a diario a tu peque, con tu palabras y sobre todo, con tus acciones para educar desde la tolerancia.

  • Si  a tu hijo le alucinan, claro que puedes regalarle una sillita de paseo para que explore y afiance sus primeros pasos. Por supuesto, también si es un niño.
  • Igual que le pueden gustar las muñecas: cambiarlas, ponerles el pañal o darles de comer. Es juego simbólico y de imitación.

Y entonces, ¿no puedo regalarle una muñeca a mi hija porque es niña?

Nadie dice eso. Lo que te proponemos es que además explores con ella:

  • Juegos de motricidad gruesa que liberen su necesidad de movimiento o la conquista del espacio público.
  • La experimentación, los juegos de lógica o de estrategia. Ante la duda, un juego de mesa colaborativo, o que suponga un esfuerzo intelectual para tu peque siempre será un acierto.
  • El juego libre y la creatividad como forma de expresión más allá de la belleza.
  • O que conecte con emociones como la rabia, sin negarla por ser una niña.

5 preguntas que puedes hacerte para asegurarte que un juguete no es sexista

Tanto estas preguntas —como la base teórica de este artículo— está basado en «Libertad para jugar: guía para la elección de juguetes sin estereotipos sexistas», publicado por Ministerio de Consumo y dirigido por la escritora y activista feminista Yolanda Domínguez.

Que como bien dice: «elegir un juguete es algo bien serio».

Te animamos a hacerte esta batería de preguntas y reflexionar sobre si los materiales que pones al alcance de tu peque le aportan valores positivos:

¿Es un juguete que sirve por igual a niños y niñas?

autonomía infantil ejercicio para aprender a barrer

El juego ayuda a romper con estereotipos tradicionales, al tiempo que los peques crecen autónomos y seguros.

Si algo te chirría y la respuesta es un no, estás ante un material sexista que refuerza roles tradicionales.

Antes de sacar la tarjeta de crédito conecta siempre con las cualidades que quieres favorecer en su desarrollo, frente a valores llenos de limitaciones o estereotipados.

¿Es apropiado para la infancia?

La infancia es una etapa tan influenciable, que debemos protegerla al máximo. Este es un motivo de peso para valorar siempre si los atributos del juguete son adecuados para su etapa sensible.

Por favor, dejemos a los niños y niñas crecer sin prisa.

¿Qué habilidades potencia?

El peque debe ser el protagonista del juego. De ese modo ejercita destrezas para el futuro.

Por lo que es mucho más nutritivo proponer juegos cooperativos, en los que tengan que colaborar, que en los que tengan que competir. El poso que dejan ambas experiencias son completamente distintas.

¿Le ayuda a ser tolerante con las diferencias?

A veces es algo tan sencillo como optar por muñecas que sean realistas y que les muestres de frente la diversidad, que inicien conversaciones y siembren la tolerancia a través del juego.

¿Le ayuda a desarrollar la paciencia y trabajar la frustración?

Nuestros peques tienen que aprender a perder, a esperar, a que los procesos son mucho más lentos de lo que en ocasiones nos gustaría.

Es algo urgente que hablemos con ellos y que aprendan a aceptar con respeto y amor que:

  • los procesos llevan tiempo,
  • que no siempre se gana y que
  • cada día es una oportunidad para hacerlo mejor, pero para ello debe ser constante.

Los juegos de mesa siempre son una herramienta genial para trabajar estas aptitudes.

Y por supuesto, leer. Los libros nos guían en cada obstáculo que encuentres durante la crianza.

Esperamos que esta pequeña reflexión te ayude a fortalecer el pensamiento crítico y puedas diferenciar las distintas opciones que tienes a tu alcance para hacer mejores elecciones para tu peque.

Para que crezca seguro y libre, conectado con su autenticidad.

¿Nos hemos dejado algún punto sobre el que quieras reflexionar? Nos encantaría seguir la charla en comentarios.

 

ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ

Compartiremos experiencias cada semana

¡ÚNETE A LA FAMILIA ALUPÉ!

Suscríbete a nuestra newsletter, compartiremos experiencias cada semana.

 

 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCaptcha y Googlepolítica de privacidad yTérminos de servicio aplicar.

The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.